domingo, 9 de abril de 2017

Basil Bernstein: Clases, códigos y control.


titulo del libro





     La tesis del libro de Bernstein es que el lenguaje es el medio por el que los individuos interiorizamos el orden social. Bernstein estudia el lenguaje empleado en distintas familias y concluye que hay dos códigos en función de la clase social a la que pertenezcan esas familias: 

    a) El código restringido, que es el propio de la clase obrera. Este código se caracteriza por:

      1- oraciones cortas y gramaticalmente simples.

      2- los significados dependen del contexto. Esto quiere decir que en la comunicación gran parte los significados no se transmiten de forma explícita, sino que los hablantes los extraen o los infieren a partir del conocimiento compartido que tienen por pertenecer a esa clase social. 

    El hecho de que los significados dependan del contexto, hace que el código restringido de lugar a un orden de significados particularista. Es decir, que mantiene a las personas que lo utilizan limitados dentro de su entorno. No pueden concebir ni expresar nada más allá de su parcela conocimiento inmediato.

    b) El código elaborado es el propio de la clase media. Se caracteriza por justo lo contrario que el código restringido:

    1- oraciones largas y gramaticalmente complejas.
  
    2- uso frecuente de pronombre impersonales. 

    3- Los significados se expresan explícitamente. 

     Usar este código permite acceder a significados universalistas. Permite el pensamiento abstracto y libera de límites a sus empleadores. 

    Bernstein establece una relación entre los códigos y las relaciones sociales. El código restringido en comportamientos similares y una estructura de roles cerrada. Por el contrario, el código elaborado permite la expresión de la individualidad, la innovación y estructura de roles abierta. 

     De aquí Bernstein pasa a distinguir entre:

    a) familias posicionales, que son aquellas en las que es la posición de los miembros de la familia y no sus cualidades individuales lo que confiere distintos estatus de autoridad.

    b) familias basadas en la persona, en las que el estatus no viene dado por la posición porque se incentiva la exploración verbal para la expresión de las cualidades individuales.

    El acceso al código está determinado por las relaciones de poder. El empleo de uno u otro depende de la clase social de los individuos.  Es decir, que el modo de producción determina el acceso a un universo simbólico o a otro. 

    La escuela tiende a emplear el código elaborado, por lo que es normal que los niños procedentes de familias posicionales se sientan extraños y fracasen. 

      Las relaciones de poder y los principios de control que rigen la estructura social se manifiestan en la reproducción y cambio en el currículum (qué se enseña), la pedagogía (cómo se enseña) y la evaluación (que se exige y valora). 


    Los códigos educativos son los principios subyacentes que determinan el currículum, la pedagogía y la evaluación. Estos principios dependen de la clasificación y la enmarcación. 

    La clasificación son los límites entre los contenidos que se enseñan. Puede ser:

    a) fuerte: contenidos muy separados.

    b) débil: contenidos interrelacionados.

     La clasificación del conocimiento educativo es reflejo de la división social del trabajo y de las relaciones de poder asociadas a ella.

    La enmarcación son las formas de control sobre cómo transmitir el currículum. También puede ser:

    a) fuerte: los límites entre lo que se puede y no se puede transmitir están muy claros. Si se da una enmarcación fuerte, el alumno no tiene ninguna opción sobre la relación pedagógica. 

    b) débil: los límites son difusos, por lo que el alumno sí tiene opciones sobre la relación pedagógica. 

    La evaluación es función de la fuerza de clasificación y de enmarcación.

    Una clasificación y enmarcación fuertes dan lugar a un código agregado. Por el contrario, una clasificación y enmarcación débiles, dan lugar a un código integrado. 

    Cada tipo de código da una estructura educativa distinta. La relación educativa es muy jerárquica y ritualizada en códigos agregados porque se considera a los alumnos ignorantes con bajo estatus y pocos derechos. Esto es lo más frecuente en los sistemas educativos occidentales. El código integrado da una estructura educativa exactamente opuesta y es deseable porque es emancipador y proporcionan autonomía y capacidad crítica a las personas.

    Para pasar de un código agregado a uno integrado tiene que darse un cambio en las relaciones de autoridad existentes. 


     

No hay comentarios:

Publicar un comentario