miércoles, 11 de octubre de 2017

7.2. El currículum oculto.

Resultado de imaxes para curriculum oculto

     Sería muy ingenuo pensar que lo único que se aprende en la escuela es el contenido o las estrategias cognitivas derivadas de las distintas materias. De hecho, los alumnos olvidan la inmensa mayoría de esos saberes en un periodo de tiempo bastante breve. Los chicos memorizan una serie de contenidos que repiten de forma vicaria en un examen y no vuelven a pensar en ellos, por lo que apenas si les dejan rastro. Yo, por ejemplo, no recuerdo prácticamente nada de lo que aprendí de física o biología. Tras quince años en el sistema educativo español, con todas aquellas asignaturas, planes de estudio, exámenes, etc... lo único que se fijó en mí fueron unos conocimientos muy básicos de matemáticas, unos rudimentos de física, química y biología, algo de geografía y la capacidad de leer y escribir. Lo que ahora sé de historia, arte, literatura, filosofía y antropología lo aprendí por mi cuenta, al margen del sistema de educación secundaria reglada. Con esto no quiero decir que la educación y la escuela no sirvan para nada. Ni mucho menos. La capacidad para leer y entender críticamente textos es un saber fundamental sin el que difícilmente pueden construirse saberes posteriores. La adquisición de estrategias cognitivas básicas es, en mi opinión, la función principal de la escuela. Si se me permite la metáfora, la educación y la escuela deben ser los encargados de crear los cimientos para que luego la persona pueda construir sus propios saberes en función de sus intereses. 

    Sea como sea, autores como Bowles, Gintis, Althusser, Baudelot o Establet han puesto de relieve que en la escuela se aprende muchísimo más que matemáticas o lengua. Es lo que se conoce como currículum oculto. 

Resultado de imaxes para bowles y gintis

    En concreto, Bowles y Gintis denunciaron la "teoría de la correspondencia". De acuerdo con estos dos autores, en la escuela se bombardea a los alumnos con una inmensa cantidad de información subliminal que promueve y legitima el reparto de poder y las relaciones sociales propias de la sociedad capitalista. Se les satura hasta tal punto que no se cuestionan las regularidades políticas y económicas que inundan la vida cotidiana hasta convertirse en lugar común y en sentido común. En otras palabras, el sistema educativo forma a los alumnos para que de forma inconsciente acepten el sistema capitalista como algo natural y evidente. 

    Diferentes autores han puesto de relieve actuaciones concretas en este sentido:

    Por medio de currículum oculto la escuela reproduce exactamente las relaciones sociales que se dan en las empresas- Ambas se basan en un sistema jerárquico de autoridad. En la empresa hay unos jefes, debajo de ellos unos directivos, luego unos jefes de zona o capataces y abajo de todo los trabajadores. En la escuela, en la cúspide de la jerarquía, están las autoridades políticas en cuestiones de educación, luego los inspectores, a continuación el director, los jefes de departamento, los profesores y en la parte más baja los alumnos. La relación entre estos niveles de jerarquía es de sumisión. Todos están obligados a obedecer a aquellos que estén por encima en el escalafón. Por eso es tan importante la disciplina en la escuela, que convierte a los estudiantes en personas dóciles que acatan normas y órdenes con naturalidad. Se inculca de este modo en los alumnos el valor de la jerarquía, la disciplina y la sumisión a la autoridad.

Resultado de imaxes para jefe de estudios de instituto

     La clase es una acción dramática que contribuye a crear alumnos sumisos ahora, adultos dóciles en el futuro. La figura del profesor y los atributos simbólicos de la autoridad es fundamental en esta acción dramática. El profesor se coloca frente a los alumnos, en un espacio en el que convergen todas las miradas, con un espacio entre él y los alumnos, lo que lo dota de estatus y lo diferencia de ellos. Y, al mismo tiempo, goza de libertad de palabra -puede hablar cuando le dé la gana sin pedir permiso a nadie-, mientras que los alumnos no.

     Los saberes y métodos son pasivos y repetitivos, como los que se espera que tenga un empleado. Incluso el comportamiento ideal del alumno es la sumisión, la ausencia de queja, el aceptar las tareas que se le proponen y realizarlas sin rechistar. Cualquier comportamiento contestatario es severamente reprimido por un procedimiento disciplinario, ya sean partes, expulsiones, castigos o expedientes.


Resultado de imaxes para alumnos de instituto castigado

     El aula funciona exactamente igual que una empresa. Hay un jefe -los profesores- que damos órdenes a nuestra plantilla de trabajadores -los alumnos- para que lleven a cabo una tarea -el negocio-. La clase debe estar más o menos unida y, con frecuencia, les mandamos trabajos en grupo, para que vayan aprendiendo el trabajo colectivo de la empresa. Pero tampoco hay que pasarse. Alimentar demasiado el sentimiento de pertenencia a una comunidad podría ser subversivo, medio comunista, así que también se fomenta la iniciativa personal, el destacar por encima de los demás.

     Esta último nos lleva a la idea de competitividad, ese mantra capitalista del que se supone que surge lo mejor del ser humano, se fomenta por medio del sistema de calificaciones. Los alumnos pueden -y lo hacen- compararse entre ellos por medio de una prueba objetiva que establece quién es mejor que quién. Además, esta competición en las calificaciones se estimula haciendo depender el acceso a los mejores estudios de las calificaciones de los alumnos. Aquellos con buenas notas, acceden a las carreras más deseadas. Los que obtienen malos resultados, no acceden a estudios superiores y, por ende, suelen tener trabajos peor remunerados en el futuro. Los alumnos son conscientes de ello y por eso se esfuerzan en ser mejores unos que otros. 


Resultado de imaxes para selectividad
Selectividad. La quintaesencia de la competitividad.
   

    Tanto en la empresa/trabajo capitalista como en la escuela el individuo no tiene control sobre su trabajo. En la empresa, el trabajador no decide qué produce, del mismo modo que el estudiante no escoge qué estudia -evidentemente, hay un poco de margen. A los alumnos les dejamos escoger entre ciencias y letras, pero el margen es muy estrecho. Está muy claro qué es el conocimiento académico y los estudiantes no pintan nada a la hora de decidir cómo van a ser los currículos-. 

    La empresa capitalista incentiva a los trabajadores mediente un sueldo, del mismo modo que la escuela incentiva a los estudiantes con calificaciones. Tanto el dinero del sueldo como las calificaciones posteriormente pueden ser transformados en por cosas que se deseen. En el caso de los estudiantes, con frecuencia los padres felicitan y regalan cosas a sus hijos por sacar buenas notas. De este modo se inculca a los alumnos el valor de la productividad.

Resultado de imaxes para regalos por aprobar


    Si los alumnos no escogen qué estudiar en función de sus intereses y si se les premia por cumplir con un trabajo enajenado, se inculca la idea de que la finalidad del trabajo no es la satisfacción personal por hacer algo que a uno le interese o le guste, sino obtener un beneficio de él. 

    Se desarrolla en los alumnos una identidad de clase y las formas de comportamiento asociadas a los empleos que suelen desempeñar cada clase social. Así por ejemplo, los
alumnos de clases más desfavorecidas, que no llegan casi nunca a estudios superiores, aprenden a obedecer y actuar según las normas. Por el contrario, los ricos, que suelen cursar estudios superiores, aprenden en estos estudios el sentido de autonomía indispensable para el  desempeño  de tareas de dirección  y control.

     El hecho de que se permita y hasta se fomenten por parte de los profesores que haya huelga de alumnos es una prueba de que la huelga como forma de protesta le interesa al poder. Las huelgas realmente no no afectan al sistema, más allá de perder lago de dinero un día, porque el trabajo perdido se acaba compensando a lo largo del año. Si se canaliza el descontento de los dominados a través de la huelga, se hace a través de un medio que realmente no afecta al poder. Enseñando a los alumnos que cuando algo no les gusta hay que ir a la huelga, el poder se asegura en el futuro formas de protesta inofensivas. Esto se ve reforzado por el hecho de que muchas veces los alumnos van a la huelga por cosas que realmente carecen de importancia -con esto no me refiero a la última reforma educativa-. Y así se les transmite la idea de que, en el fondo, a la huelga se se va por cosas que no importan mucho y que las huelgas al finan son para no ir a clase o no trabajar, pero en ningún caso son nada serio.


Resultado de imaxes para huelga de alumnos


    


sábado, 7 de octubre de 2017

Isaiah Berlin: Las raíces del Romanticismo.






Resultado de imaxes para isiah berlin el romanticismo

    Hay muchas definiciones de romanticismo, muchas incompatibles entre sí. Esto podría hacernos pensar que realmente el Romanticismo no existió. Berlin no está de acuerdo. El Romanticismo sí existió. Y da una serie de características que definen lo que fue este movimiento que cambió el modo de ser de Occidente:

    El Romanticismo es una reacción a la Ilustración. La Ilustración aspiraba a un orden racional y cósmico. Esto deriva en una epistemología que clasifica el mundo. El modo de conocimiento consiste en hallar las categorías que se correspondan con el mundo. Se presupone ese orden cósmico. Para conocerlo, hay que encontrar las categorías que lo reflejan y sus relaciones. Frente a esto, el Romanticismo reivindica lo individual. Al hacer las generalizaciones necesarias para realizar esas clasificaciones, se pasa por alto la individualidad de los fenómenos, que es la verdadera identidad. La generalización es es totalizadora. 

    El Romanticismo también reacciona contra la razón ilustrada. La razón precisamente lo que hace es generalizar y totalizar. En el hombre hay muchas cosas que no son racionales. No podemos reducir el hombre a algo puramente racional porque lo deshumaniza. La poesía de William Blake es la expresión de esta nueva sensibilidad.

Resultado de imaxes para william blake
William Blake

    Expresionismo de Herder: El arte es la expresión del ser humano. Las personas tenemos la necesidad de comunicarnos y para eso usamos el lenguaje. El lenguaje pertenece al pueblo. Es el pueblo el que lo ha hecho y ha transmitido en él su identidad. También sucede que un alemán no es igual que un portugués, porque sus culturas son distintas. La cultura determina la cosmovisión de las personas. En consecuencia, dos personas con dos culturas distintas no pueden entenderse. 
    Esto también afecta al arte. La obra de arte no es universal. Las culturas las determinan y solo pueden entenderse desde dentro de la cultura. 
     Esta visión romántica de la cultura y el arte deriva en el gusto por las canciones tradicionales, que suponen que guardan el espíritu del pueblo. En tanto que tradicionales, están más cercanas al origen, luego se acercan más a ese espíritu del pueblo. En tanto que de creación colectiva, recogen esa identidad global del pueblo. 
Resultado de imaxes para herder
Herder

    Moral y libertad: Kant y su discípulo Schiller sostienen que la libertad es poder sobreponerse a los dictados de la naturaleza y de la cultura. Ser libre es superar el determinismo. Para Kant no hay nada peor que la dependencia de un hombre de otro, porque le resta la libertad. Si tomamos decisiones en función de nuestra sociedad/cultura, no estamos siendo libres. 

Resultado de imaxes para kant

    La idea de la libertad en Kant y Schiller es contradictoria con la de Herder y Fichte. Para estos dos últimos se es individuo en el pueblo. El pueblo viene a ser una especie de superindividuo. El ser humano se concreta en la cultura. No hay individuo sin cultura. 

    Lo que une a Herder y Fichte con Kant y Schiller es la idea de la libertad individual. Cómo alcanzarla ya lo hace cada uno a su manera. La idea es el individuo por encima de todo.

Resultado de imaxes para fichte
Fichte

    Esta hipervalorización del individuo se proyecta sobre la concepción del arte y la forma de conocmiento:

    El arte como juego para huir de la vida gris: Imitar a un piel roja. El arte te hace libre porque ahí tú creas tu propio mundo. regido por tus propias leyes, no impuestas por la naturaleza o la sociedad. 

    La forma de conocimiento: el logro de los hombres no consiste en conocer los valores (como era hasta entonces), sino en crearlos. No hay un modelo que seguir. Esto es lo que enseña la ciencia. Todo es flujo, movimiento constante. Cambia continuamente. Es un proceso de empuje continuo, que puede ser hasta hostil para el hombre -como sostiene Schopenhauer-, o amigable, pero en ambos casos el hombre no puede domeñarlo, no puede comprenderlo. Es un proceso de creación constante. Así, Wordsworth dice que analizar equivale a matar. No podemos reducir esa fuerza de creación constante a la ciencia ni a la razón. No se pueden emitir leyes ni fórmulas porque lo que buscamos es inagotable e inaprensible. El medio para llegar a esa verdad que está por encima de la razón son los mitos y de símbolos. La teoría romántica del simbolismo cree que el mundo es un misterio que hay que descifrar. Para ello hay que trazar las correspondencias ocultas que unen los objetos sensibles con ese flujo constante, esas grandes verdades que están más allá de lo perceptible. Los mitos y los símbolos suponen que encuentran esas correspondencias. Pero sería absurdo volver a los mitos griegos, porque la cultura ha cambiado. De ahí que el romanticismo sea un momento de crear sus propios símbolos.

Resultado de imaxes para schopenhauer
Schopenhauer

   El estado y la ley, ya no dependen del contrato racional, sino de la tradición. Toda nación tiene su propia ley, su propia tradición, en la que se supone que está ese espíritu del pueblo del que hablaba Herder. No existen leyes externas objetivas.